Categoría: Dermatología

6 Consejos para tener una Piel Sana

Son muchos los motivos por lo que es primordial tener una piel sana. Así pues, cuidarla a diario y crear una rutina constante es fundamental para mantenerla saludable. ¿Quieres conocer algunos trucos sencillos y básicos para su mantenimiento? Entonces, continúa leyendo, en el siguiente artículo, te contamos más acerca de como cuidar tu piel. Recuerda que si quieres especializarte en el sector puedes hacerlo con nuestra Maestría Internacional Experto en Dermatología.

 

Mantener la piel saludable requiere de cuidado diario

 

La piel del cuerpo tiene varias funciones entre las que principalmente protege y aísla actuando como barrera entre el organismo y el entorno. Esta claro que, es el principal expuesto al contacto con factores externos.

Mantener la piel bien cuidada es algo fundamental para la salud, y las ventajas de hacerlo, además de lucir un aspecto sano y joven, es prevenir posibles problemas y enfermedades dermatológicas.

Es por esta razón por la que dedicar tiempo y elegir un estilo de vida saludable contribuyen  en la prevención de que aparezcan  afecciones en la piel, y en efecto también retrasar el envejecimiento.

 

Cuidados diarios de la piel

Crear una rutina sencilla para tener una piel sana no es nada difícil, el truco esta en generar día a día este habito. Nosotros te aconsejamos 6 soluciones beneficiosas que van a proteger y nutrir el PH sin quitarte casi tiempo:

 

1. Hidrata la piel con cremas

La hidratación es un paso imprescindible sin importar el tipo de piel.

Se trata de identificarlo y encontrar el hidratante que mejor se adapte a tus necesidades. Se recomienda aplicar hidratantes en cara y cuerpo por la mañana y la noche.

Establece rutinas de limpieza facial. Puedes hacerlo en tres pasos: Limpiar, tonificar e hidratar.

En primer lugar, el lavado eliminará las impurezas. Luego aplica algún tónico facial para restaurar y regenerar las células muertas, y, por último, recupera la firmeza y la elasticidad hidratando el rostro con crema.

2. Cuida la higiene corporal

Como bien sabrás, ducharse es un habito higiénico básico bueno para limpiar la piel. No obstante, es  conveniente que sepas algunas cosas que te ayudarán a evitar posibles irritaciones, contrastes térmicos y alergias que puedan dañarte. Atención a las siguientes:

  • El agua debe ser templada
  • Limita la duración bajo el agua para no perder los aceites naturales de la piel
  • Opta por limpiadores y productos de enjuague suaves o con pH neutro
  • Para secarte, utiliza toallas de algodón

3. Protégete del sol

La exposición al sol puede ser muy perjudicial para la salud.

En cualquier época del año, para tener una piel sana es fundamental protegerse del sol. Sin embargo, y sobretodo en verano, muchos quieren lucir una piel bronceada sin tener en cuenta las malas consecuencias que pueden sufrir sin usar protecciones.

Protegerse del sol es una de las cosas mas importantes y que debemos hacer, por ello:

  • Utiliza cremas de protección solar de forma regular y repetida.
  • Evita estar bajo el sol en las horas de mayor radiación. Busca sitios sombreados.
  • Protégete con gorra o sombrero y procura que la ropa cubra la mayor parte del cuerpo.

4. Come sano y bebe mucha agua

La buena alimentación, es un factor esencial para el bienestar en general siendo también beneficiosa para la piel. Una dieta sana prepara al cuerpo para estar inmunizado y responder a infecciones, cicatrizar heridas, etc.

Basa tu dieta en el consumo de alimentos saludables tomando una gran variedad de frutas y verduras ricas en vitaminas, agua, antioxidantes y todas sus propiedades necesarias para la piel sana.

Y recuerda, la piel necesita agua.  intenta tomarla constantemente. Asegúrate de tomar el agua suficiente, hacerlo te ayudará a evitar la deshidratación, eliminar toxinas tener una piel sana, firme y brillante. Es recomendable beber entre 2 y 3 litros de agua al día, incluso sin tener sed.

Mantén hábitos de alimentación saludable y evita el consumo de alcohol y tabaco, sus propiedades toxicas no son nada recomendables y muy perjudiciales para la salud.

5. Duerme las horas necesarias

¿Sabias que la piel se regenera y repara mientras dormimos? Entre muchos otros beneficios, descansar y dormir bien resulta ideal para el cuidado de la piel. Es conveniente dormir unas 7 – 8 h diarias.

6. Evita estados de estrés

Aunque no lo parezca, las emociones también afectan a la salud de la piel. Por ejemplo, estar estresado puede provocar una bajada de defensas y alterar la piel. Se vuelve más sensible provocando la aparición de otros problemas relacionados. Y, no solo el estrés, sino que, cuando uno esta bajo de animo o  deprimido, tiende a descuidarse y en ocasiones puede resultarle difícil  seguir una rutina saludable en su cuidado corporal.

 

 

 

#iguru_soc_icon_wrap_616b892083681 a{ background: transparent; }#iguru_soc_icon_wrap_616b892083681 a:hover{ background: transparent; border-color: #2c8fa0; }#iguru_soc_icon_wrap_616b892083681 a{ color: #2c8fa0; }#iguru_soc_icon_wrap_616b892083681 a:hover{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836aa1{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836aa1:hover{ color: #2c8fa0; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836aa1{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836aa1:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836da2{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836da2:hover{ color: #2c8fa0; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836da2{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836da2:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836ef3{ color: #ffffff; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836ef3:hover{ color: #2c8fa0; }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836ef3{ background: rgba(255,255,255,0.01); }.iguru_module_social #soc_icon_616b8920836ef3:hover{ background: rgba(255,255,255,0.01); }